Paseos por el Quarter de Rebec y los llanos del sol

El pasado sábado estuvimos dándonos un paseo por el Quarter de Rebec, aprovechando la gran cantidad de nieve que se conserva allí. Sin bajar mucho, hicimos varias esquiadas con una nieve muy buena, gracias a la altura y a la orientación de las palas.

En toda esta zona se ha mantenido la nieve caída en noviembre, sobre la que se han ido acumulando las sucesivas nevadas y no ha llegado a faltar nieve, ni en diciembre, ni en enero. Digamos que es donde más garantizada podemos tener la nieve.

El domingo fue otra cosa. Comenzó la mañana lloviendo, por lo que no salimos a las nueve, como de costumbre. Ahora bien, cuando llegó Edu (salía de currar por la noche) había parado de llover, por lo que nos animamos Iván (que acababa de bajar) y yo que estaba en la cafetería dejando pasar la mañana.

Conforme comenzamos a subir volvieron las precipitaciones, pero esta vez en forma de nieve, muy suave y sin perder apenas visibilidad. Al llegar al ibón de escalar, comenzamos a perder visibilidad y decidimos bajarnos en cuanto llegamos a un “hombro” del Belonseiche, por las largas palas que dan hacia los llanos del sol.

Con lo que grabé ese finde y las fotos que me pasaron los compis de Mayencos, he montado este vídeo:

Espero que os guste.

 

Leer Más

Foto de grupo en el Col de Arnousse

Salida a las cabañas de Arnousse (enero 2.016)

logocpmayencosCRÓNICA DE LA SALIDA:

Esta es una de las rutas que más nos gusta hacer desde Astún, especialmente tras la preciosa salida del año pasado, por lo que al decirnos la semana pasada un amigo que la había hecho, decidimos ir nosotros este domingo.

La nieve en la subida hacia el Ibón de Escalar, con las pocas horas de sol que llevaba, ya estaba comenzando a transformar y tenía mucha huella, por los que la subimos sin problemas y de allí al Col de Audas, en un momento.

Col Audas
Col Audas

Iniciamos la bajada del Col de Audás, por una pala muy sombría, con la nieve muy dura y algunos tramos de nieve costra.

Col Audas
Col Audas. Inicio de la bajada

La verdad es que no pudimos disfrutar demasiado, por el estado de la nieve, que al haber caído con viento tenía tramos con nieve dura, combinado con otros tramos de nieve “costra” (la nieve acumulada se había comenzado a fundir y la capa más exterior estaba congelada, por los que una vez rota esa capa superior se encarrilaban los esquís).

Bajada del Col Audas
Bajada del Col Audas

Además, antes de llegar al bosquecito ya nos tuvimos que quitar los esquís, por la poca nieve que había en la zona baja.

Bajada del Col Audas
Bajada del Col Audas, la falta de nieve nos obliga a quitarnos los esquís y portearlos en la mochila

Bajamos hacia el bosque, siempre hacia la derecha, hasta encontrar el camino, que nos encontramos sin apenas nieve.

Foto de grupo en el sendero
Foto de grupo en el sendero. De ida a dcha: Jose Carlos, Pedro, Yayo y dabid, agachada María

AL no haber nieve cruzamos el río por un puentecito que hay un poco más a la derecha de donde llega el camino.

Cruzando el río
Cruzando el río

Y tras cruzar el río comenzamos a subir por el vale de Arnousse, todavía sin poder poner los esquís por la escasa capa de nieve, que además tiene muchas discontinuidades.

Subiendo el valle de Arnousse
Subiendo el valle de Arnousse

Subimos porteando esquís por toda la parte soleada del valle y al llegar a la zona de sombra, paramos para comer un poquito y nos pusimos esquís para continuar foqueando.

PanoramicaFondoValleArnouss
Parada para comer y poner pieles. Panorámica, con el Pico Arnousse a nuestras espaldas

La subida tiene una huella que vamos aprovechando , toda por zona sombría, con una calidad de nieve aceptable, pero con algunas discontinuidades de nieve.

El último tramo del valle es algo más pendiente y está algo más duro, por precaución ponemos cuchillas. EL año pasado subimos con crampones por un corredor, acortando algo el camino, pero este año nos pareció más segura la subida con esquís, por el estado de la nieve (el año pasado estaba soleada y este año sombría, venteada y dura).

Subiendo el valle de Arnousse
Subiendo el valle de Arnousse

Una vez superado ese paso más angosto, nos encontramos con una magnífica vista del Valle.

Panorámica del valle de Arnousse, desde arriba del fondo de valle
Panorámica del valle de Arnousse, desde arriba del fondo de valle

Desde aquí tenemos una amplia zona de nieve soleada, que se hace muy agradable tras la subida a la sombra. Seguimos una marcadísima huella hasta el Col de Arnousse, disfrutando de la subida gracias a la buena calidad de la nieve y el agradable sol de invierno.

IMG_7245
Subida hacia el col de Arnousse

Al llegar a la parte más alta de la pala, nos encontramos con una zona muy venteada, donde hay alguna discontinuidad de nieve y zonas sabrías con nieve dura, donde las cuchillas nos hacen progresar mucho más seguros.

Subiendo hacia el Col de Arnousse
Subiendo hacia el Col de Arnousse

Desde el Col tenemos una fantástica vista hacia la estación de Astún.

Foto de grupo en el Col de Arnousse
Foto de grupo en el Col de Arnousse, con la estación de Astún a nuestras espaldas

Una vez aquí, como ya andábamos justos de tiempo, nos nos entretuvimos en hacer ninguna cima, decidimos bajar hacia al derecha, a buscar los campos de nieve que sabíamos que teníamos hasta el barranco y la barrera de protección e aludes, donde comienza una camino de baja hacia la parte alta del aparcamiento de Astún.

Bajando del Col de Arnousse
Bajando del Col de Arnousse

EN la parte ma´s alta encontramos zonas con buena nieve, pero conforme bajamos, se iba haciendo más pesada y más complicada. Finalmente, el camino lo encontramos con no demasiadas discontinuidades de nieve y apenas tuvimos que quitarnos los esquís un par de veces para cruzar algún tramo, llegando con esquís casi hasta el parking.

Bajando del Col de Arnousse
Bajando del Col de Arnousse

Y así hasta llegar a la Moleta, donde nos hacemos la foto de rigor con las cervecicas, bien ganadas hoy, tras una salida larga con un importante tramo de porteo de esquís.

Para rematar la jornada, una cervecica en al Moleta
Para rematar la jornada, una cervecica en al Moleta. De ida. a dcha: María, David, Carlos, Yeyo y yo mismo

MAPA:

En el mapa marcamos como siempre en verde la subida, en rojo la bajada y en amarillo los porteos de esquís en la mochila.

Mapa general de la salida
Mapa general de la salida
Detalle de la zona del valle de Arnousse
Detalle de la zona del valle de Arnousse

PERFIL:

Perfil circular al valle de Arnousse
Perfil circular al valle de Arnousse

CARACTERISTICAS TÉCNICAS:

Captura de pantalla 2016-01-28 a las 6.54.54

TRACK DE GPS: VUELTA CABAÑAS ARNOUSSE

ID WIKILOK: 12072089

FirmaPedroMarco

(más…)

Leer Más

Salida 28 de marzo, Belonseiche

DESCRIPCIÓN DE LA SALIDA:

Por fin pude quedar con Oscar, que llevaba varios día intentando salir con nosotros, pero por diferentes circunstancias no habíamos podido.

La idea era ir al Peyreget, pero como se veía muchas nubes por allí, decidimos irnos hacia el Ibón de Escalar y desde allí valorar la situación para hacer un par de picos, o bien hacer la vuelta por las cabañas de Arnousse.

Conforme subíamos vimos que se iba abriendo y pensamos dar la vuelta al Arnousse, por lo que nos dirigimos hacia el Col de Audas.

Col Audas
Aquí estoy yo, estrenando chaleco, en el col de Audas

Llegar hasta aquí fue muy sencillo y fuimos relativamente rápido, aunque la nieve estaba bastante pesada. Cambiamos pieles y comenzamos a bajar, pero la nieve estaba muy húmeda, totalmente “podrida”, empapada por la nube en la que nos estábamos metiendo.

Además, no dejábamos de oír como bajaban bolitas de nieve por los lados y cada vez veíamos menos. Por lo tanto, como no terminaba de abrir y la nieve no estaba tampoco para disfrutarla decidimos darnos la vuelta y volver a buscar el sol.

Oscar subiendo del Col de Audas, surgiendo de la niebla
Oscar subiendo de vuelta al Col de Audas, surgiendo de la nube, con un precioso arco iris, que solo pude captar a medias

AL final decidimos ir hacia el Pic Belonseiche, disfrutar de las preciosas vistas que nos ofrece y luego valorar por donde seguíamos. La nieve estaba muy blandita, pero no ofrecía ninguna complicación para subir.

Oscar llegando a la cima del Blonseiche
Oscar llegando a la cima del Blonseiche

Una vez llegamos arriba, la verdad es que estaba espectacular, las nubes iban abriéndose o cerrándose a ratos, pero dejándonos unas vistas espectaculares hacia el Valle del Aragón, con el Oroel al fondo.

Oscar con el valle del Aragón detrás y el Oroel al fondo
Oscar con el valle del Aragón detrás y el Oroel al fondo

En la anterior foto, se puede ver como a la derecha, en la parte francesa había un espectacular mar de nubes. En la siguiente panorámica se puede apreciar como ese espectacular mar de nubes llega hasta las montañas, donde se queda “aprisionado”, pasando algunos jirones, que se van dispersando en la parte española, donde podemos disfrutar de un fantástico día.

Panorámica de la parte francesa, llena de nubes
Panorámica de la parte francesa, llena de nubes

En fin, todo una acierto no habernos metido debajo de esa enorme nube, donde no habríamos disfrutado en absoluto y habríamos estado mucho menos seguros.

Como nos parecía muy soso volver por donde habíamos subido, decidimos crestear un trocito con los esquís en la mochila, para bajar por alguna de las palas que nos ofrece el Bleonseiche.

Y así lo hicimos. Fuimos con mucho cuidado, pero provocamos que se cayera una pequeña colada de nieve (nevadas de los últimos días, que se habían empapado en agua y no habían llegado a “pegar” con la base anterior).

Nuestras huellas de bajada, cion una colada que se soltó
Nuestras huellas de bajada, cion una colada que se soltó

Pero, como íbamos con cuidado, teníamos muy buena visibilidad y estábamos en una zona muy franca, no tuvimos ningún problema. Bajamos el primer tamo más pendiente por el rastro de esa coladita y luego, cuando suavizó la pendiente, pudimos salir a la nieve vierten, apea dejar nuestras huellas y tetar de disfrutar un poco.

Sin más problemas, seguimos bajando por una nieve pegajosa, muy húmeda, hasta llegar a la base de Astún donde finalizamos la jornada de esquí, tomando unas cervecitas y charlando un ratito.

jarricas en la moleta
Al final de la salida, … una buena conversación

PERFIL:

Perfil de la salida
Perfil de la salida

MAPA:

Mapa de la salida
Mapa de la salida

ALGUNOS DATOS TECNICOS:

Distancia: 6,81 km

Tiempo: 3h 21 minutos
Desnivel: Menos de 1.00m (no me fío de lo que marca el GPS). (más…)

Leer Más

Subida al Malacara, 12 de abril

Como el pasado finde, realizo una primera subida a la Raca, ya que se levanta el día algo nublado y sin demasiada visibilidad no me quiero meter en lío. Pero conforme va subiendo el sol, el banco de nubes va desapareciendo, quedando confinado a la parte francesa de la montaña.

Banco de nubes en Francia
Banco de nubes en Francia

Entonces, con la nieve algo mas blandita, me pongo a subir hacia el Malacara. Hoy veo que ya se ha caído la cornisa, por lo que voy hacia el Col de Astún, para ver como está el paso. Mirando el tubo hacia arriba, se puede ver perfectamente la zona por la que subí al Malacara la semana pasada, así como alguna de mis huellas, por lo que veo que no ha venido mucha gente esta semana. Bien, bien, pinta bien el día.

Huella del sábado anterior
Huella del sábado anterior

La llegada al Col de Astún impone, ya que está muy pendiente el último trozo, pero como la nieve comienza a estar algo blandita, agarra muy bien.

Llegando al Col de Astún
Llegando al Col de Astún

La verdad es que, aunque se ha caído la cornisa, el acceso está complicado, ya que hay mucha pendiente en el último tramo. Mirando hacia la derecha, se ve que está todo igual.

Vista del Malacara, desde la llegada al Col de Astún
Vista del Malacara, desde la llegada al Col de Astún

Al llegar al Col de Astún, como siempre nos estaba esperando la espectacular vista hacia el Midi, con el vallecito lleno de nieve con una pinta espectacular.

Valle que va hacia el Midi d'Ossau
Valle que va hacia el Midi d’Ossau

Mirando hacia atrás, se ve estupendo también el tubo de subida por el que he venido. Al fondo se ve también el ibón de truchas, así como justo debajo la sillas y las pistas de la estación. Tenemos nieve para ratos (estamos a mediados de abril).

Tubo de subida hacia el Malacara
Tubo de subida hacia el Malacara

La subida al Malacara que queda por la cresta es muy reconfortante, con una vista espectacular a ambos lados, hasta llegar arriba, donde se abren unas vistas sensacionales hacia el Valle de Aragon, con un color azul que recuerda al del mar, en la distancia.

Vale del Aragón, visto desde el Malacara
Vale del Aragón, visto desde el Malacara, con el Anayet a la izquierda.

Panorámica del Valle de Canal Roya, con el Pico Malacara y Canalroya a la izquierda, en frente y al otro lado de la Calar el Pico Anayet y abajo a la derecha el valle del Aragón.

Vista de la Canal Roya desde el Pico Malacara
Vista de la Canal Roya desde el Pico Malacara

Al ir a bjara por le tubo, no me resisto a sacara una última foto de la creta desde abajo, ya sin la cornisa de la semana pasada, que se ha caído por completo.

Cresta, sin cornisa.
Cresta, sin cornisa.

La bajada por el tubo, algo más complicada que el último día, uya que había helado menos y estaba la nieve demasiado blanca y enganchona. En fin, a seguir aprendiendo, que ya se sabe lo que dicen los más veteranos del lugar:

“No hay nieve mala, sino malos esquiadores”

Leer Más

Estreno en el Pic des Moines

Salida dubitativa, por la climatología y la visibilidad. Aunque la metro era poco clara (la previsión era que aguantaría la mañana, antes comenzar a llover a mediodía), como veo a mucha gente yendo hacia la zona del Ibón de Escalar y me animo a ir para allá, con la intención de hacer un par de picos.

Mi primera idea era comenzar con el Bloseiche, así que subo por el itinerario habitual, hasta llegar al Col de Audas.

Mirada hacia Francia desde el Col de Audas
Mirada hacia Francia desde el Col de Audas

Pero la pinta que tiene esa cresta de subida me echa para atrás, se ve muy venteada y muy dura, con muchos ventisqueros.

Cresta de subida hacia el Blonseiche
Cresta de subida hacia el Blonseiche

Y mirando para el otro lado, la subida hacia el Escalar tampoco me parece una opción adecuada, veo unos ventisqueros que ponen los pelos de punta.

Cornisas hacia el Pico Escalar
Cornisas hacia el Pico Escalar

La primera de ellas es de asustar.

Detalle de cornisa, espectacular.
Detalle de cornisa, espectacular.

Pero, en definitiva, el acceso por esa cresta se me hace demasiado arriesgado, ya que aunque vaya por arriba, puedes dar un mal paso, soltar la cornisa y provocar algún incidente desagradable. Para otro día, dejaré que se caigan las cornisas, antes de repetir por allí.

Cornisas hacia el Pico Escalar
Cornisas hacia el Pico Escalar

Ma aparto un poco de esas imponentes cornisas y bajo algo para intentar  librarme del viento que sube por esa ladera, aunque sin mucho éxito. Quito pieles y bajo hacia el Ibón de Escalar, para ir subiendo hacia el Pic des Moines, por donde veo mucha gente progresando , tanto hacia arriba, como hacia abajo.

Comienzo a subir ya con pieles y me comentan los que bajan que el Pic des Moines está muy bien y que han dejado mucha huella. Más adelante, me encuentro con otro par de esquiadores que subían y les pregunto si tenían intención de hacer el Pico.

Al comentarles las referencias que tenía, se animan y vamos los tres juntos a por ello. Tal y como nos comentaron, había mucha huella y la nieve estaba muy franca. Además, algo curioso, a pesar del viento que hacía, la subida al pico está protegida por el propio pico, por lo que subimos muy a gusto, casi todo por nieve y alguna trepadita por rocas.

Cima en el Moines con el Casterau detrás, al fondo.
Cima en el Moines con el Casterau detrás, al fondo.

La compañía de Jaime y Oscar, me hace la subida más agradable y me siento más tranquilo, ante una situación que era nueva para mí, nunca había subido a este pico. Es una pena la presencia de nubes que no nos permite sacar grandes fotos, pero la experiencia de hacer cima siempre es muy gratificante.

Cima del Moines con el Quarter de Rebec detrás
Cima del Moines con el Quarter de Rebec detrás

La bajada la hicimos sin incidentes hasta los esquís y bajamos esquiando hasta la estación e Astún. La nieve en cotas altas estaba muy divicil, ya que estaba empapada y enganchona.

Una vez pasado el Ibón de Escalar, mucho mejor , nieve algo más dura, con una capa superficial ya transformada, que se dejaba esquiar sin dar demasiadas sorpresas, aunque de vez en caneo cambiaba algo la nieve y se quedaban los esquís pegados.

Leer Más