Retorno al Col de Astún

Salida 5 de enero: ¡¡ POWDER !!

logocpmayencosCRÓNICA DE LA SALIDA:

El día 5 de enero salimos la mar de animados por la promesa de una posible ventana de buen tiempo, por lo que fuimos decididos hacia la zona del Malacara, que sabemos que tiene buena base de nieve y donde esperábamos encontrar la nieve polvo que hasta ahora no nos ha acompañado en ninguna de nuestras salidas.

Comenzando a subir por las pistas
Comenzando a subir por las pistas

Comenzamos por tanto muy animados, sin hacer caso de la escasa visibilidad, las nubes y lo cerrado que se veía todo. Eso sí, yendo por terreno  perfectamente conocido y sin buscar riesgos innecesarios, por lo que nos limitamos a llegar al Col de Astún, donde cambiamos pieles y nos preparamos para la bajada.

Carlos y María en la transición del Col Astún
Carlos y María en la transición del Col Astún

Como se ve en la anterior foto, ya comienza a verse algo de cielo y llega algo de “resol” que nos ilumina parcialmente. La bajada la disfrutamos como enanos, con una nieve polvo seca y suelta, que permitía sentir el “flow” de la nieve virgen (o como ahora dicen “powder”).

Carlos, disfrutando de la bajada
Carlos, disfrutando de la bajada

Y así fuimos haciendo toda la bajada hacia el río de la Glere, buscando la mejor manera de cruzar el río, hasta llegar prácticamente abajo del todo.

Cambio de pieles, a la vista de un Midi d'Ossau que comenzaba a recibir el sol
Cambio de pieles, a la vista de un Midi d’Ossau que comenzaba a recibir el sol

No seguimos más, ya que la nieve estaba bastante profunda y nos frenaba, por lo que en los últimos tramos de menor pendiente, apenas se alcanzaba la velocidad para disfrutar de los giros, por lo que nos dimos la vuelta una vez comprobamos visualmente que seguía habiendo continuidad de nieve hasta el Col de Llou, … ¿próxima salida, … Peyreget?

Retorno al Col de Astún
Retorno al Col de Astún

Seguíamos medio a la sombra de las nubes, por lo que volvimos sobre nuestra propias huellas de bajada para no perder esa referencia, ante una eventual pérdida de visibilidad.

Retorno al Col de Astún
Retorno al Col de Astún, no nos cansábamos de hacer fotos

Afortunadamente, no solo no perdimos visibilidad, sino que aumentó a nuestra vuelta, llegando incluso a disfrutar del suave calor de un sol de invierno.

Retorno al Col de Astún
Retorno al Col de Astún. En toda la pala sólo se ven nuestras tres huellas

Y por si todo esto fuera poco, al otro lado del Col de Astún, para volver a la estación tampoco había ni una huella, por lo que volvimos a disfrute nuevamente de una nieve polvo suelta fantástica, en la que a cada giro te hundías y te escupía, permitiendo coger ritmo y gozar de esa “sensación de fluidez”.

Y después de semejante disfrute, solo podíamos acabar de una manera:

Cervecicas en la Moleta
Cervecicas en la Moleta

MAPA:

Captura de pantalla 2016-01-08 a la(s) 12.59.00

PERFIL:

Captura de pantalla 2016-01-08 a la(s) 12.59.25

FirmaPedroMarco

(más…)

Leer Más

Subiendo hacia el Pico astún desde el Quarter de Rebec

Vuelta por el Quarter de Rebec

logocpmayencosEl domingo pasado hice con Astrid mi primera salida de esquí de  travesía con el club Mayencos.

Tal y como anunciaba en la anterior entrada, la idea era ir a dar la vuelta al Paradis, pero ya desde el principio del día las condiciones eran muy duras, con mucho frío y fuertes rachas de viento.

Astrid subiendo contra viento y ventisca
Astrid subiendo contra viento y ventisca, hacia el Ibón de Escalar

Subimos a la izquierda del barranco, para pasar hacia el ibón sin necesidad de descalzar los esquí, pero con alguna zona “descarnada” por el viento. Cruzamos el Ibón de escalar y subimos hacia le Col des Moines, ya por una zona más resguardada y con menos viento.

Subiendo hacia el Col des Moines
Subiendo hacia el Col des Moines

La transición del Col des Moines fue muy dura, por el fío y las fuertes rachas de viento. Bajamos haca los lagos de Paradis y Casterau. Nieve polvo compactada por el viento, cambiante en ocasiones y muy lenta, por lo que debemos remar en más de una ocasión.

Vista hacia el Midi, desde el Col des Moines
Vista hacia el Midi, desde el Col des Moines

De allí para abajo estaba tan venteado que no se podía bajar más, por lo que cambiamos el plan y decidimos volver hacia el Pic Astún por encima del Pic Paradis, pasando por el Quarter de Rebec, donde había una nieve espectacular.

 

Astrid foqueando por el Quarter de Rebec
Astrid foqueando por el Quarter de Rebec

Al ir llegando al Pico Astún, fuimos por la vía directa y vimos que la cresta estaba “peliaguda”, lo que unido a las fuertes rachas de viento, nos hizo desconfiar, por lo que decidimos volver hacia el Col des Moines para retornar a la estación. Ante la duda, decidimos no asumir riesgos, aunque fuera a costa de hacer un poco más larga la salida.

Subiendo hacia el Pico astún desde el Quarter de Rebec
Subiendo hacia el Pico Astún desde el Quarter de Rebec

Tras una transición menos ventosa que la anterior, cruzamos esquiando una ladera en la que ya habían soltado un alud de placa, atravesando con cuidado por encima de los bolos.

La última bajada, hacia los llanos del sol, fue espectacular, con una nieve algo compactada, pero totalmente virgen y disfrutando de un final de día memorable.

MAPA DE LA SALIDA:

Mapa previsto (verde subida y rojo bajada), con los ajustes en azul
Mapa previsto (verde subida y rojo bajada), con los ajustes en azul

 PERFIL DE LA SALIDA:

Perfil de la salida
Perfil de la salida

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS:

DISTANCIA: 12,5 km

DESNIVEL + ACUMULADO: 905m

TIEMPO: 5h 17 min

(más…)

Leer Más

Entrada a la pala de Truchas

Ventana de buen tiempo el sábado

CRÓNICA DE LA SALIDA:

Tras ver en las previsiones de “la metro que viene” que el sábado íbamos a tener una ventana de calma, dentro del temporal de nevadas previsto, decidí subir al Pico Astún a inspeccionar como estaba la nieve y cuando había caído la noche anterior.

La llegada al parking de Astún fue prometedora, se veía mucha nieve y un cielo espectacular. De esos que solo se tienen en invierno, con unos tonos rosas y amarillos espectaculares.

Así estaba el parking de Astún a nuestra llegada
Así estaba el parking de Astún a nuestra llegada

Como es habitual, comencé subiendo por pistas hacia el tubo de Malacara. Subida muy buena, ya que todavía no habían abierto las sillas y subimos sin cruzarnos apenas con esquiadores.

Me despido de mis uegro, que hará solo pista, y me subo hacia el tubo. Encuentro ya hecha una huella por el tubo, que sigo  hasta llegar al Col de Astún, Llegando justo al Col de Astún, me alcanzan unos vascos que venían muy ligeros, charlando entre ellos.

Tras una breve conversación, decido seguir hacia el Pico Astún, que es por donde va la huella que me precedía.

Cresta del Mala Cara, hacia el Pico Astún
Cresta del Col Astún, hacia el Pico Astún. Al fondo se puede ver el Anayet.

Mientras subo, veo que estos chicos deciden tirarse por la pala de Truchas. Les pregunto como lo ven desde arriba y me dicen que bien, por lo que lo dejo para la vuelta. Desde aquí se puede ver la estación (a la derecha), que ha cambiado totalmente su aspecto, se ve toda blanquita, aunque todavía a la sombra toda esa zona de Raca hacia Canalroya.

Entrada a la pala de Truchas
Entrada a la pala de Truchas. A la derecha, se ve al fondo el Valle del Aragón bajo un mar de nubes.

Antes de llegar al Pico, me encuentro con los dos esquiadores que me precedían, quitando pieles y preparándose para bajar. Continúo, ya abriendo huella hacia el Pico Astún, desde donde se tiene una magnífica vista hacia el Midi d’Ossau.

Vista desde el Pico Astún, hacia el Midi d'Ossau
Vista desde el Pico Astún, hacia el Midi d’Ossau

Desde aquí , me asomo con precaución hacia Astún para ver el aspecto de la estación, tratando de pisar en firme. No parece haber cornisa, pero por si acaso, no me acerco hasta el borde.

Estación de Astún, vista desde el Pico Astún
Estación de Astún, vista desde el Pico Astún

 

Las nubes se agarran al Midi, que el viento no consigue terminar de arrancar, dejando una estela preciosa hacia la derecha. Día de claros y nubes con luces y sombras, en un entorno muy especial.

Cresta pro la que he venido
Cresta por la que he venido

La nieve ha caído sin mucho viento, por lo que se ve todo redondito y aparentemente, no se han formado cornisas, ni nada parecido.

No obstante, al comenzar a bajar, noto que la nieve es muy lenta, ya no solo por que me hundo casi hasta la rodilla, sino quizás por no ser la nieve polvo seca de otras veces. Esta vez ha caído “a plomo” y está algo compactadilla, por lo que cuesta abrirla e ir haciendo huella.

Huella de subida, hacia el Pico Astún de nuevo
Huella de subida, hacia el Pico Astún de nuevo

 

La vuelta se me hace muy desagradable, ya que me toca un rato de nubes y escasa visibilidad, con algo de aire que me llena las pieles de escarcha y no permite que peguen bien. Llevo pieles de repuesto y las utilizo, pero la verdad es que el inconveniente me hace pasar un mal rato. En la fotografía anterior se puede ver mi huella de subida, pero no la rebajada, ya tapada por el viento con más nieve polvo.

Estación de Astún, ente nubes y claros
Estación de Astún, ente nubes y claros

Hago la bajada por la pala de Truchas y vuelvo hacia la estación, que tiene un aspecto espectacular, conforme va surgiendo ante mí, entre las nubes.

TRACK Y DATOS DE LA SALIDA:

Subida al pico Astún – bajada por detrás – Pico Astún – Pala de Truchas y retorno a la estación.

 

Leer Más