Sarrios correteando por el macizo del Grandilier

Salida al Col d’ Aneou

logocpmayencosCRÓNICA DE LA SALIDA:

La idea era ir a inspeccionar el tramo de carrera que iba desde el control 3 hacia el control 4, o mejor dicho el final de la subida que nos lleva hacia Portalet, llegando al Col d’ Aneou, incluso si nos diera tiempo, hacer  alguna cima interesante.

Aspecto de Astún al punto de la mañana
Aspecto de Astún al punto de la mañana

El domingo del 17 de enero comienza con un aspecto magnífico, tras el sábado con mucho viento y frío.

Así se veía Candanchú
Así se veía Candanchú desde el parking de Atún

 

Comenzamos la subida hacia el Col de Astún, evitando el tubo por precaución ante el riesgo de aludes.

Col de Astún
Col de Astún. De Izda. a Dcha. tenemos a José Carlos, Oscar, Astrid y Guillermo

La bajada no fue tan buena como esperábamos, ya que la nieve estaba bastante ventada, teniendo tramos de nieve muy buena combinados con tramos pelados y con transiciones que tampoco se veían muy bien, por estar a la sombra de este sol de invierno, todavía no muy alto.

Primera bajada Col de Astún
Primera bajada Col de Astún. José Carlos demostrando estilo, tras las clases magistrales de Julio

Así llegamos hasta el fondo de valle, donde cambiamos pieles e iniciamos la subida hacia el Col d’ Aneou.

Cambiando pieles en el fondo de valle
Cambiando pieles en el fondo de valle

La subida fue muy bonita y la disfrutamos enormemente ya no solo por la forma de la montaña con continuos cambios de pendiente, sino también por disfrutar de una fantástica nieve en una zona muy resguardada del viento, donde se había acumulado bastante nieve y se conservaba fenomenalmente.

Subiendo hacia el Col d' Aneou
Subiendo hacia el Col d’ Aneou. Abre la subida José Carlos, seguido de Guillermo, Oscar y Astrid

 

A lo largo de la subida vimos alguna huella y a lo lejos vimos una manada de barrios que nos deleitó con unas carreras de subida y bajada del macizo del GRandilier.

Sarrios correteando por el macizo del Grandilier
Sarrios correteando de bajada por el macizo del Grandilier

Una delicia, esto de esquiar por un Parque Natural. Una sensación indescriptible, que siempre te emociona y a la que nunca te puedes acostumbrar.

Sarrios correteando por el macizo del Grandilier
Sarrios correteando por el macizo del Grandilier

EL último tramo, no obstante, estaba algo sentado, los que nos llevó a la decisión de poner cuchillas, por seguridad. Al llegar al Col d’ Aneou la verdad es que nos quedamos embelesados largo rato, mirando hacia el Portalet y todo el valle que se abría ante nosotros.

Llegamos al Col d Aneou
Llegamos al Col d Aneou. De ida. a dcha. José Carlos, Oscar, Guillermo y Astrid

 

Nos tomamos un tiempo para hacer fotografías y disfrutar de las vistas a ambos lados.

Panorámica Col d' Aneou
Panorámica Col d’ Aneou, desde el Portalet, hasta el Malcara y el valle por el que veníamos (a la derecha)

Tras mirar la hora, decidimos no subir al pico que la cartografía denomina Pic des Arazures, pero que nosotros decidimos llamar el Pico de Astrid. Otro día vendremos con menos descansos (o saliendo antes) y lo haremos seguro, aya ue no se le veía ninguna dificultad y la vista promete.

Nos quedamos al lado del Pic
Nos quedamos al lado del Pic des Arazures

Decidimos almorzar tranquilamente, hacer unas cuantas fotos más y darnos la vuelta hacia Astún.

Avituallamiento
Avituallamiento

Disfrutamos enormemente de la bajada por ese tramito resguardado del viento, donde nos esperaba una fantástica nieve polvo, aunque también había algún tramo con algún ventisquero, en general la bajada fue de disfrutar.

Final de la bajada del Col d' Aneou
Final de la bajada del Col d’ Aneou

En el fondo de valle, cambiamos pieles, comiendo un poquito más y preparándonos para la subida, mientras disfrutamos de la vista del Midi d’ Ossau desde otra perspectiva.

Vista del Midi d' Ossau con sus dos cumbres
Vista del Midi d’ Ossau con sus dos cumbres

Mientras hacemos la subida al Col de Astún, para volver a la estación, vamos encontrando algunas zonas con nieve polvo acumulada por el viento, aprovechando para ir observando la conexión con Canalroya y planificando mentalmente posteriores salidas.

Ultima subida al Col de Astún
Ultima subida al Col de Astún

AL llegar al Col de Astún nos quedamos un rato revisando el trayecto que hemos hecho y planificando otras salidas, así como disfrutando de la fantástica panorámica del Midi d’ Ossau.

Disfrutando del paisaje y fardando de ropa de estreno
Disfrutando del paisaje y fardando de ropa de estreno

La bajada hacia Astún nos deleita con algunas palas gloriosas, mientras vamos viendo como vienen las nubes, obsequiándonos con unos cielos y unos paisajes espectaculares.

Espectacular aspecto del cielo a la vuelta
Espectacular aspecto del cielo a la vuelta

Como siempre, una salida de disfrutar, bien aprovechada, que nos pone las pilas con beneficios efectos: ayuda a desconectar, nos quita el mal humor, … aunque también tiene algún efecto secundario, y es que ya estamos pensando en la siguiente salida.

MAPA:

Como es habitual, dibujamos en color verde las subidas y en rojo las bajadas. En este primer mapa vemos todo el recorrido, incluso se ve donde está el Peyreget.

MapaGeneralSalidaColDANeou
Mapa General de la salida

 

En este otro mapa vemos con mayor detalle la zona del Malcasara, Pico de Canaroya y Col d,Aneou.

MpaDetalleCol_d_Aneou
Mapa de detalle, cona Col d’Aneou

PERFIL:

Perfil salida al Col d’Aneou
Perfil salida al Col d’Aneou

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS:

PropiedadesTRack

TRACK DE LA RUTA: ASTÚN – COL D’ ANEOU

ID WIKILOC: 12013384

FirmaPedroMarco

(más…)

Leer Más

Cima Pico Malacara

Salida del sábado, 2 de enero: Pico Malcara e Ibón de Escalar

logocpmayencos

CRÓNICA DE LA SALIDA:

Tras un mes de sequía, este año 2.016 ha venido con precipitaciones de todo tipo. Ha nevado, ha llovido, ha helado, … ha hecho de todo.

Pero en las salidas que hemos ido haciendo con Mayencos hemos tenido bastante suerte, ya que no hemos pillado nada de agua, solo nieve y la hemos disfrutado, ¡faltaría más!

Las nevadas han venido alternadas con lluvias, por lo que las zonas que tenían una base anterior son las que más han mejorado. Concretamente la zona de Malacara y especialmente en el tubo de subida desde Astún, donde ayer (sábado) volvimos a sentir la sensación de la nieve polvo “pow”, tanto esquiándola, como rebozándonos en ella cual croquetas.

Hoy (domingo), decidimos volver a subir el Malacara, pero en lugar de subir directamente al pico como hicimos ayer, decidimos ir primero al Col de Astún. En la subida disfrutamos nieve polvo, e incluso practicamos a trazar dos subidas en paralelo, preparándonos de cara a nuestra carrera.

IMG_6574
Tras Raquel se puede ver los dos trazados paralelos en sucesivas “zetas”

La llegada al Col de Astún está bastante dura y como hay mucho viento, decidimos ir  por detrás, en lugar de ir por la cresta.

Llegando al Col de Astún
Llegando al Col de Astún, Astrid me saca una foto avanzando con precaución

Ya en la foto anterior, se ve como la llegada al Col de Astún está venteada, acumulando la nieve polvo un poco más abajo.

Al pasar al otro lado, más resguardados del viento, vemos como está toda esa ladera norte barrida por el viento y con muy poca nieve en la proximidad de la cresta, que el viento ha debido depositar al otro lado, en la cara sur por la que hemos subido, tal y como en su día explicábamos sobre la nieve venteada.

Carlos y María, haciendo la media ladera hacia el Malacara
Carlos y María, haciendo la media ladera hacia el Malacara

En el último tramo de subir al Malacara la nieve está muy venteada y muy dura, por lo que algunos prefirieron echarse los esquís a la mochila y subir por la hierba, mientras otros pusimos cuchillas para subir por la cresta de nieve “piedra”, que mantenía cierta rugosidad y permitía subir seguro con cuchillas.

Astrid encabeza la subida la Malacara con los esquís en la mochila
Astrid encabeza la subida la Malacara con los esquís en la mochila (tras Juan “ultra light”, que hace la foto)

En la anterior foto se ve claramente el efecto del viento, que ha “barrido” de nieve el lado derecho de la cresta, mientras que el lado izquierdo está perfectamente blanco.

Una vez en la cima, como siempre, disfrutamos un largo rato de ella, aunque apenas teníamos visibilidad, por lo que nos faltaba el fantástico paisaje que solemos tener desde allí.

Cima Pico Malacara
Juan, Astrid y Raquel, en la cima del pico Malacara, haciendo el gamberro, para variar

La bajada está bastante marcada y la hacemos sin apenas visibilidad, lo que no nos permitió disfrutar de la nieve, como se merecía, pero bajamos bastante bien y nos quedamos con ganas de más.

Decidimos poner pieles y volver a subir a truchas, e incluso acercarnos al ibón de Escalar. Estaba el día fantástico, con una suave nevadita, una temperatura muy agradable y por una media ladera en la que estábamos resguardados del viento.

La pena es que la visibilidad no nos permitió disfrutar mas del paseo.

Entrada al ibón de Escalar
Entrada al ibón de Escalar. De izda. a dcha. María, Carlos, Raquel, Astrid y Juan

Al llegar a la entrada hacia el ibón, comprobamos que no había mucha nieve y que para acercarnos al lago debíamos descalzarnos los esquís, por lo que decidimos darnos al vuelta y volver sobre nuestras propias huellas hacia truchas, para retornar a la estación.

Volviendo del Ibón de Escalar, hacia Truchas
Volviendo del Ibón de Escalar, hacia Truchas

Y como ya comienza a ser tradicional, acabamos brindando con unas jarretas de cerveza, apea recuperar los líquidos perdidos, … ¡hay que hidratarse!

Cervecicas de rigor
Cervecicas de rigor. De izda. a dcha: Juan “ultra light”, Astrid, Juan, María, Pedro, Raquel y Carlos

Otro fantástico día de esquí de montaña, disfrutando de la montaña, de nuestro deporte, pero sobre todo conformando un grupo de amigos con los que compartir todo esto.

FirmaPedroMarco

(más…)

Leer Más

Subiendo hacia el Pico astún desde el Quarter de Rebec

Vuelta por el Quarter de Rebec

logocpmayencosEl domingo pasado hice con Astrid mi primera salida de esquí de  travesía con el club Mayencos.

Tal y como anunciaba en la anterior entrada, la idea era ir a dar la vuelta al Paradis, pero ya desde el principio del día las condiciones eran muy duras, con mucho frío y fuertes rachas de viento.

Astrid subiendo contra viento y ventisca
Astrid subiendo contra viento y ventisca, hacia el Ibón de Escalar

Subimos a la izquierda del barranco, para pasar hacia el ibón sin necesidad de descalzar los esquí, pero con alguna zona “descarnada” por el viento. Cruzamos el Ibón de escalar y subimos hacia le Col des Moines, ya por una zona más resguardada y con menos viento.

Subiendo hacia el Col des Moines
Subiendo hacia el Col des Moines

La transición del Col des Moines fue muy dura, por el fío y las fuertes rachas de viento. Bajamos haca los lagos de Paradis y Casterau. Nieve polvo compactada por el viento, cambiante en ocasiones y muy lenta, por lo que debemos remar en más de una ocasión.

Vista hacia el Midi, desde el Col des Moines
Vista hacia el Midi, desde el Col des Moines

De allí para abajo estaba tan venteado que no se podía bajar más, por lo que cambiamos el plan y decidimos volver hacia el Pic Astún por encima del Pic Paradis, pasando por el Quarter de Rebec, donde había una nieve espectacular.

 

Astrid foqueando por el Quarter de Rebec
Astrid foqueando por el Quarter de Rebec

Al ir llegando al Pico Astún, fuimos por la vía directa y vimos que la cresta estaba “peliaguda”, lo que unido a las fuertes rachas de viento, nos hizo desconfiar, por lo que decidimos volver hacia el Col des Moines para retornar a la estación. Ante la duda, decidimos no asumir riesgos, aunque fuera a costa de hacer un poco más larga la salida.

Subiendo hacia el Pico astún desde el Quarter de Rebec
Subiendo hacia el Pico Astún desde el Quarter de Rebec

Tras una transición menos ventosa que la anterior, cruzamos esquiando una ladera en la que ya habían soltado un alud de placa, atravesando con cuidado por encima de los bolos.

La última bajada, hacia los llanos del sol, fue espectacular, con una nieve algo compactada, pero totalmente virgen y disfrutando de un final de día memorable.

MAPA DE LA SALIDA:

Mapa previsto (verde subida y rojo bajada), con los ajustes en azul
Mapa previsto (verde subida y rojo bajada), con los ajustes en azul

 PERFIL DE LA SALIDA:

Perfil de la salida
Perfil de la salida

ALGUNOS DATOS TÉCNICOS:

DISTANCIA: 12,5 km

DESNIVEL + ACUMULADO: 905m

TIEMPO: 5h 17 min

(más…)

Leer Más

Tipos de nieve, tras nevadas con viento

Estos días de inicio de temporada son muy buenos para ir conociendo la forma en la base está formando la base de la nieve. Conocer y recordar esto, ayuda a disfrutar más del esquí, ya que ayuda a encontrar mejores palas y evitar piedras.

Las primeras nevadas de diciembre han venido acompañadas por fuertes vientos, por lo que fundamentalmente nos encontramos con 3 tipos de nieve:

Diferentes tipos de nieve, tras una nevada con viento
Diferentes tipos de nieve, tras una nevada con viento
  • Zonas “peladas”, donde el viento se ha llevado todo el polvo y solo se ha fijada una fina capa de nieve, que permite ver toda la textura inferior (el contorno exterior de arbustos, hierbas, piedras, etc.
  • Zonas “redondas”, donde la nieve se ha acumulado con un mayor espesor y han ido “redondeando” ese contorno.
  • Zonas “venteadas”, donde la nieve se ha ido acumulando por acción del viento, compactándose y se ha ido conformando una forma de “ondas”, o de “olas”.

Evidentemente, el objetivo es buscar las zonas “redondas”, buscando evitar las zonas “peladas”, pudiendo elegir como mal menor las zonas venteadas. Pero tal y como se intuye a la izquierda de la foto, si el viento ha sido predominante en una dirección, la parte trasera de la montaña suele acumular mucha cantidad de nieve.

Esto es lógico y tiene su explicación en la mecánica de fluidos. De forma genérica, el viento es un gas, un fluido que transporta la nieve en polvo. Ese aire, al encontrarse una montaña que tiene que superar (no la puede atravesar), se comporta del siguiente modo:

MontañaFluida

En la zona en la que más se juntan las líneas es donde más presión hace el viento y más fuerza de arrastre hace, mientras que en la zona posterior, entra en un régimen turbulento, que deposita mucha nieve, llegando a formar importantes “cornisas”, o “ventisqueros”.

Por lo que si vemos una zona pelada, debemos mirar al otro lado de la montaña, que es donde tendremos el “premio”.

No obstante, no siempre se puede legar, si nuestra ruta nos lleva a bajar una pala como la de la anterior foto, debemos buscar las zonas “redondas”. Un ejemplo fantástico son los tubos que se forman sobre los barrancos de los ríos, que incluso llega un momento que comienzan a acumular nieve en forma de “montañita”. Esas “lenguas” de nieve polvo son la mejor opción para bajar ese tipo de laderas y el gran premio del que mejor sabe interpretar la montaña.

Tubo de nieve polvo, sobre un barranco, bajo una zona totalmente pelada por el viento.
Amplio tubo de nieve polvo, sobre un barranco, bajo una zona totalmente pelada por el viento.

Leer Más