En lo alto del Bacun Norte

II Encuentro Esqui Montaña CP Mayencos

Cubilar de la Espata (Villanúa), 27 y 28 de abril de 2019 

Antes incluso de pensar en preparar el mochilón, que eso es otra aventura a parte, los organizadores ya habían empezado con los preparativos de este encuentro y sudado lo suyo para reconocer «el terreno de juego». Pero ya a las puertas el panorama se presentaba más justo de lo normal y el futuro se veía incierto. Buscarle una solución no era tarea fácil e igual que si de un pacto con el diablo se tratase, la nieve vuelve y nos deja justo a tiempo todo recién «glaseado».

Los primeros y tímidos rayos de sol de un prometedor sábado iluminan el valle del Aragón, mientras un buen grupo de nueve mayencos y amigos de la Regil más un par de compañeros de 4 patas, arrancamos lejos de toda civilización «cargados como mulas».

Foto de Grupo antes de Salir
Foto de Grupo antes de Salir

Por el frondoso barranco de Bozuelo nos aproximamos en penitente, aunque bonito, paseo hasta el Refugio de la Espata, que tomamos como nuestro «dulce hogar».

Punta Espata y Bacún
Punta Espata y Bacún, desde el refugio de la Espata

En él aligeramos equipaje y una vez las botas están calzadas , apuntamos hacia el llamativo diente: Punta Espata. Tras un mínimo porteo, ya estamos sobre las tablas y «saboreando» la nieve.

Subiendo hacia el collado del Bacún
Subiendo hacia el collado del Bacún

Una subida sin casi tregua, nos lleva hasta el collado Bacún y en el atacamos la vertiente meridional de Punta Espata , que con un último tramo «alpino» nos hace llegar a su cumbre.

Arista de Punta Espata
Arista de Punta Espata

Con esta «en el bolsillo» y día por delante, después de la primera bajadita y recolección de «esquí rebelde» , en grupo acordamos una más.

En lo alto del Bacun Norte
En lo alto del Bacun Norte

Sin dilación nos «comemos» la subidita al Bacun Norte y con este último impulso nos lanzamos hacia el cubilar de la Espata, disfrutando a pesar de pillar la nieve pasada.

Esquiando al vertiente N del Bacún
Esquiando al vertiente N del Bacún

Descalzados los esquís, alguien podría pensar que la jornada a llegado a su fin pero eso está muy lejos de la realidad. La tarde da mucho de sí.

Primero despliegue de exposición de material de esquí, un rato de descanso al sol y otro más activo, con paseo hasta el refugio de la Trapa y aprovisionamiento de materia prima para la chimenea.

A la lumbre del Refugio
A la lumbre del Refugio

Cuando el sol termina su jornada , la luz de la lumbre nos acompaña en la cena y posterior «sobremesa», con la que el día parecía llegar a su fin.

Pero con la gente pensando ya en «bajar la persiana», nos sorprende la llegada de nuestro último compañero y su fiel amigo de cuatro patas. Así que aún alargamos un poco más la divertida tertulia, antes de cada cual irse a su suite.

Pasada una noche que da para opiniones varias, antes de que el sol «bañe» por completo nuestro escenario nos ponemos en marcha, tocándonos este segundo día un poco más de porteo.

Segundo día, camino junto a Collarada
Segundo día, camino junto a Collarada

La tempranía se nota en el terreno que nos obliga a sacar cuchillas hasta ver el sol en el collado de la Espata. Desde este, vigilados por la gran Collarada y sus no menos imponentes vecinos, ascendemos las últimas rampas bien orientadas hacia un abrasador sol que nos dejan en la cima de Somola Bajo.

Camino de la Cima del Somola
Camino de la Cima del Somola

Habiendo disfrutado de vistas hacia algunos grandes colosos pirenaicos y con el horario acompañando, esta por venir lo mejor de la jornada.

Cima del Somola Bajo
Cima del Somola Bajo

Una nieve de primera nos hace gozar de un bajadón por las laderas de Somola y que aún apuramos un poco más por el barranco de Bozuelo hasta que las piedras nos paran los pies.

Ultima bajada con nieve de primera
Ultima bajada con nieve de primera

De vuelta en el Refugio y una vez recogidos todos los bártulos en los tremendos mochilones, regresamos a la fuente del Paco por bonita senda que pone fin a dos días de buena convivencia y esquí.

Comida final en el albergue Tritón
Comida final en el albergue Tritón

Aunque todavía faltaba el cierre como dios manda, refrigerio en mano y manjares en el plato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Compartir en: